Primera vez en un avión con mi bebé

Hasta que por fin: Vacaiones!!! Había esperado tanto este día. Compré los pasajes incluso antes que nasca la bebé.  Tener una bebita de dos meses sola y sin familia cerca… uff, es trabajoso. Ya desde semanas antes le hablaba a mi pollita que ibamos a viajar para ver a sus abuelitos, tíos, primos. Y que tenía que estar tranquila en el avión. Estas serían nuestras primeras vacaciones. No siempre he tenido suerte con los aviones. Y ahora que viajaba en familia por primera vez y además en avión, estaba bastante inquieta para serte super sincera.




Viajar en avión

viajar con un bebé en aviónEn realidad estaba muy nerviosa. Soy una persona bastante positiva. Pero el pensar en viajar con un bebecito y no tener la comodidad de tu espacio para cuidar a tu bebé me atemorizaba bastante. Ella se alimenta completamente de leche materna asi que no tuvimos problemas en lo que es la alimentación. Pensamos mucho en si llevar el coche de la bebe como equipaje. Pero sabemos que los equipajes que van facturados son tratados como costales de papa. Asi que no queríamos que se nos malogre nuestro coche (que por cierto es de segunda, asi que no esta en las mejores condiciones) decidimos llevar a la bebe en una mochila porta bebe. Además en Phoenix/USA en verano hace demasiado calor y salir a pasear con el coche no estaba en nuestros planes.

 

La mochila porta bebé nos salvo el vuelo

La noche anterior me entraron muchas dudas si habíamos tomado la decisión correcta porque me puse a pensar en las horas de tránsito que teniamos que esperar en el aeropuerto y si tener todo el tiempo a mi pobre hijita colgada del portabebés era una buena idea. Al final ya teniamos todo “planeado” con la mochila portabebé (aqui una simlar) por lo que decidimos seguir con nuestro plan. Para mi sorpresa funcionó de maravilla y nos salvó de varias. Cuando veia que estaba cansada y queria dormir la metía ahí y se dormia al instante. Cuando me daba

Primer vuelo en avión con un bebe de dos meses

cuenta que dormía profundamente me sentaba y así sus piernecitas no estaban siempre colgando. Y cuando despertaba la ponia en el piso sobre una manta y jugaba con ella un rato.

Durante el vuelo

Lo bueno de haber viajado con una bebe tan pequeña es que las horas en las que está despierta son muy pocas. Durante el vuelo mas largo que fue de 10 horas hicimos lo mismo. La aerolinea te da una camita para bebes, que es bastante angosta. Tiene como una malla en la parte superior que cuida a los bebes de no salir disparados durante turbulencias. Además te piden que tomes a tu bebe en los brazos ni bien prendan las luces para abrocharse los cinturones, así que no fue de mucha ayuda para nosotros. Cuando se cansaba del Björn simplemente se quedaba dormida en mis brazos.

No pudimos ver una sola pelicula o serie ni tampoco dormir mucho (yo logre dormir maximo 30 min.) Ójala esto mejore en los siguientes vuelos. El único accidente que tuvimos fue que hizo demasiada popó en el vuelo mas largo justo antes de despegar y no podíamos cambiarla. Todo rebalsaba, se ensució por todos lados y como yo la tenía en mis brazos ya imaginas como terminé! 😀 La pobre estaba incómoda y lloraba muy fuerte pero no podía hacer nada.

Nadie dijo que viajar con hijos es fácil

Después de eso realmente puedo decir que nos fue dentro de todo bien. No fue fácil, fue agotador pero ver a tu familia lo vale todo. Yo soy o era (ya no lo sé) una persona que no le gusta incomodar a las personas en lo absoluto. Pero es la primera vez que el “incomodar” a los demas pasajeros me importó muy poco. Lo único que quería era que mi hija se sintiera cómoda y tranquila dentro de lo que se puede pedir en una situación así. Y ahora estoy completamente segura que las personas que se fastidian por los llantos de un bebe son los que no tienen hijos o los que no han cuidado uno. Soy conciente que viajar con un bebe tan chiquito y un tramo tan largo no es lo ideal.

Lamentablemente es lo que me tocó. Anhelaba tanto que mi familia conociera a Emilia. No hay nada como la familia y este esfuerzo que se hace vale mucho la pena. Me enternece ver el amor que les sale de los ojos a mis papas y hermanas al verla. O como sus primitos la llenan de besos. El amor de familia es realmente puro.

Consejos para viajar con un bebe en avión


    • La mayoria de personas que viaja son o han sido padres, asi que ellos entenderán muy bien que un bebe no puede estar contento y en silencio todo el tiempo. Y los que no entiende o no quieren entender, pues realmente piña!
    • Algo que me olvidé comentar es que se puede comprar pasajes para bebes que aún no nacen. Lo importante es que ya tengan el nombre seguro. La fecha de nacimiento se puede cambiar después.
    • El porta bebé es una muy buena alternativa para viajar con un bebe. Te puedes ahorrar el transportar la carriola.
    • Cambiar el pañal inmediatamente antes del vuelo es vital!
    • Las camitas que te provee el avión no son realmente muy cómodas para los nenes. Lo mas probable es que tendras a tu hij@ en los brazos o en algún porta bebe la mayor parte del tiempo.
    • Pensar siempre positivo! El tiempo de viaje dura quizá un dia pero sabes que tiene un final. Asi que si tienes un mal vuelo piensa en lo lindo que lo pasarás cuando hayas llegado a tu destino.

    Besos,

    Fabi.

    –> Nuestro siguiente viaje: San Francisco